CLIENTES - ACCESO PRIVADO    Suscribirse a nuestras novedades (RSS)        
 
BÚSQUEDA:        Buscar
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas,
 
 
Búsqueda avanzada
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas, escuelas, universidades, librerías
     
         
  Arte
Astronomía
Botánica
Ciencia y conocimiento
Ciencias aplicadas / tecnología
Ciencias biológicas
Ciencias sociales
Economía
Filosofía
Física
Generalidades
Geografía
Geología
Historia
Infantil / juvenil
Informática
Ingeniería
Lingüística / filología
Literatura
Matemáticas
Material complementario
Medicina
Ocio
Paleontología / fósiles
Química
Religión y teología
Zoología
   
   
 
   
Los Andes Libros s.l. + 34 934 193 336
Loreto 13-15 local b - 08029 Barcelona
 
Marcelino. El mejor payaso del mundo
García Cantarero, Mariano
Marcelino. El mejor payaso del mundo
ean9788484655268
temáticaTEATRO
año Publicación2017
idiomaESPAÑOL
editorialMIRA EDITORES
formatoRÚSTICA


26,00 €


   PEDIR
 
 En stock el día 17/12/2019
 
Últimas novedades
teatro
Se llamaba Isidro Marcelino Orbés Casanova y nació en Jaca, aunque sobre el escenario únicamente era Marceline. «Un simple payaso», dijo en una ocasión. Pero no. Admirado por Charles Chaplin y Buster Keaton, a principios del siglo XX se le consideró el mejor clown del mundo.

Nueva York, 8 de noviembre de 1927. Solo ochenta y cuatro personas asisten al entierro de Marceline, el artista que durante años llenó los mayores teatros de Londres y Nueva York, y que ha caído en el olvido. Esa tarde, en el cementerio de Kensico, se pone punto final a una de las biografías artísticas más apasionantes de la historia y empieza a nacer una leyenda llena de misterios y puntos oscuros que ha pervivido hasta nuestros días. Chaplin, se ha asegurado en las tertulias circenses, se inspiró en él para los gags de Charlot con su bastón.

Nacido en la localidad oscense de Jaca, Marcelino Orbés (1873-1927) se fraguó en el mejor circo del siglo XIX y acabó triunfando en los principales escenarios teatrales del XX. Encarnó, como nadie, el mito del payaso triste: sumó varias temporadas actuando a diario ante más de diez mil personas en el Hippodrome de la Gran Manzana, pero trabajó también en ferias de condado y grandes almacenes. Conoció el triunfo y el fracaso, la riqueza y la ruina, el amor y la soledad. Y acabó suicidándose en una humilde habitación de hotel.