CLIENTES - ACCESO PRIVADO    Suscribirse a nuestras novedades (RSS)        
 
BÚSQUEDA:        Buscar
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas,
 
 
Búsqueda avanzada
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas, escuelas, universidades, librerías
     
         
  Arte
Astronomía
Botánica
Ciencia y conocimiento
Ciencias aplicadas / tecnología
Ciencias biológicas
Ciencias sociales
Economía
Filosofía
Física
Generalidades
Geografía
Geología
Historia
Infantil / juvenil
Informática
Ingeniería
Lingüística / filología
Literatura
Matemáticas
Material complementario
Medicina
Ocio
Paleontología / fósiles
Química
Religión y teología
Zoología
   
   
 
   
Los Andes Libros s.l. + 34 935 00 39 13
C/ Andalusia, 3 Local 5 - 08014 Barcelona
 
Motocicletas, artillería y armas de infantería
Lucas Molina Franco
Motocicletas, artillería y armas de infantería
ean9788417816353
temáticaINGENIERÍA
año Publicación2021
idiomaESPAÑOL
editorialGALLAND BOOKS
páginas55
formatoRÚSTICA


12,00 €


   PEDIR
 
 
Últimas novedades
ingeniería
En el contexto de las adquisiciones de material bélico por parte del gobierno español en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, vamos a tratar en este libro varias de ellas. Por un lado repasaremos las compras de piezas de artillería de campaña –patente de cañones de 150 mm «Rheinmetall» y artillería soviética encuadrada en el Programa «Bär»–, así como otras fallidas como la de los Nebelwerfer o los cañones soviéticos de 76,2 mm ofrecidos por los alemanes. Por otra parte, seguiremos las compras de ametralladoras y fusiles ametralladores realizadas a la fábrica checa –bajo protectorado alemán– Waffenwerke Brünn A. G., antigua Zbrojovka Brno, y que conllevaron también la adquisición de la patente para fabricar en España el ZB-30, arma que se denominaría en España «Fusil Ametrallador «Oviedo»» (FAO), que recordará la factoría donde sería construido. Por último, uno de los contratos más sustanciosos e importantes de los celebrados entre España y Alemania, enmarcados en el Programa «Bär», fue el que facilitó la llegada a nuestro país de casi 1.200 motocicletas de varios tipos y modelos –resaltando las BMW R 75–, con las que se nutrieron la mayoría de unidades del Ejército, sobre todo las de Caballería.