CLIENTES - ACCESO PRIVADO    Suscribirse a nuestras novedades (RSS)        
 
BÚSQUEDA:        Buscar
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas,
 
 
Búsqueda avanzada
Libros nacionales y extranjeros para bibliotecas, escuelas, universidades, librerías
     
         
  Arte
Astronomía
Botánica
Ciencia y conocimiento
Ciencias aplicadas / tecnología
Ciencias biológicas
Ciencias sociales
Economía
Filosofía
Física
Generalidades
Geografía
Geología
Historia
Infantil / juvenil
Informática
Ingeniería
Lingüística / filología
Literatura
Matemáticas
Material complementario
Medicina
Ocio
Paleontología / fósiles
Química
Religión y teología
Zoología
   
   
 
   
Los Andes Libros s.l. + 34 935 00 39 13
C/ Andalusia, 3 Local 5 - 08014 Barcelona
 
Te quiero, verde
Alfaro
Te quiero, verde
ean9788448028121
temáticaALIMENTACIÓN, COCINA
año Publicación2022
idiomaESPAÑOL
editorialCÚPULA
páginas240
formatoRÚSTICA


19,95 €


   PEDIR
 
 En stock el día 14/8/2022
 
Últimas novedades
alimentación
cocina
La primera idea que se le ocurre a un aficionado a la buena mesa cuando se habla de manjares son las verduras. Pueden ser una menestra, unos espárragos, unas alcachofas o unos pimientos del piquillo de Lodosa, lo que sea, pero casi siempre serán las verduras. La definición del diccionario de la Real Academia nos dice que las verduras y las hortalizas son plantas comestibles que se cultivan en las huertas. El consumo de alimentos vegetales es tan antiguo como el hombre y están a nuestra disposición en sus muchas variedades todos los días del año; solo es cuestión de saberlas elegir en función de su temporada.

Pepinos, espinacas, acelgas, repollos, coles, lechugas, escarolas, endivias, berros, guisantes, tirabeques, habas, alubias verdes, apio, cebollas, chalotas, cebolletas, patatas, zanahorias, remolachas, nabos, rábanos, salsifíes, pochas, garbanzos, lentejas, habas, hongos, puerros, hinojo... Todo ello es muy rico en todo tipo de vitaminas, unos las tienen de una clase y los otros de otra, a cuál más interesante. Es por eso que esta riqueza huertana no debe faltar jamás en nuestras despensas y en nuestras mesas. Puedo asegurar que en la mía no hay escasez de ellas. Espero así que este libro colme vuestras ilusiones de ser cada día más fuertes, sanos y alegres porque «de la panza viene la danza»